Nuestra administración y trabajo es cooperativo, nuestros beneficios y obligaciones igualitarias. Sin rangos ni diferencia salarial, cada integrante de esta cooperativa administra su propio puesto, evaluado constantemente por un régimen familiar y hogareño.